El rincón del inversor, Federico Tessore

Retírate rico, rápido y feliz

By On agosto 22,17

Buenos Aires, Argentina  –Muchos sueñan con una vida en la playa, sin hacer nada, tomando daiquiris todo el día. Otros aman su trabajo, pero les encantaría tener más seguridad financiera. Otros quieren dejar todo y dedicarse a su hobby favorito.



Cada uno de nosotros es diferente. Pero todos sin excepción valoramos la libertad financiera. Tener la posibilidad de vivir sin la necesidad de trabajar. 

Por eso hoy vamos a hablar sobre estrategias para el retiro. Vamos a ver que armar un plan para lograr este objetivo no es imposible ni complicado. 

Hay que empezar lo antes posible, ya que cuanto más temprano comiences más fácil es lograr el objetivo. Y para lograr el objetivo de retirarte tenés que armar un plan focalizado en tres pasos: 

1 – Calcular tu Número Mágico: Lo primero es calcular lo que nosotros llamamos “Número Mágico”. Ese “Número Mágico” es el capital que tenés que juntar para poder retirarte cuando quieras y poder mantener tu nivel de vida. 

Lo primero que tenés que hacer para saber cuál es ese número es calcular el gasto anual que tu estilo de vida requiere. A ese número anual le restas los gastos que no vas a tener cuando te retires y le sumas los gastos que vas a agregar una vez que te retires. 

Una vez que obtenés ese número lo dividís por 0,06 y vas a llegar a tu número mágico. 

Tomamos ese número, que es el 6%, porque es una rentabilidad conservadora que un inversor puede lograr de sus inversiones cuando se retira. Hoy es posible obtener un 6% de renta anual con un riesgo relativamente conservador, es decir, sin asumir un riesgo desmedido. Por eso, si al número mágico lo dividís por el rendimiento que vas a obtener cuando te retires, obtenés el ingreso anual que podés generar con ese capital. 

Supongamos que gastas US$ 50.000 al año para vivir, y no agregas ni restas ningún gasto cuando te retiras. Dividís ese monto por 0,06 y te da US$ 833.333. Ese es tu número mágico. Tenés que tener un capital de US$ 833.333 para retirarte hoy mismo. 

2 – Calcular el monto a acumular: El segundo paso es calcular todos tus activos invertibles. Tenés que sumar todos tus activos, acciones, bonos, fondos, efectivo, inversiones inmobiliarias, etc. y obtener el monto de tus inversiones totales. Luego restas este monto al Número Mágico y obtenés el capital a acumular. 

Si, por ejemplo, tus ahorros son de US$ 200.000, entonces te faltarán US$ 633.333 para alcanzar tu número mágico. 

3 – Calcular tu Tasa de Rentabilidad Requerida: En base a tu Número Mágico, a tus ahorros disponibles, y al tiempo que falta para el retiro, vas a calcular tu Tasa de Rentabilidad Requerida (TRR). La TRR es la tasa de rentabilidad que tus inversiones van a requerir para alcanzar tu capital deseado al momento de retiro. 

Supongamos que tenes 30 años y te queres retirar a los 65 años. Tenés que reunir US$ 633.333 en esos 35 años. Con una rentabilidad de solo el 4,2% anual alcanzas el objetivo. Pero si te queres retirar en solo 5 años vas a tener una TRR del 33% anual. Muy difícil, casi imposible de lograr. Por eso el factor tiempo es tan importante. 

¿Cómo calcular la TRR? Lo podés hacer en forma online con una calculadora digital que creamos que te hace el proceso muy fácil. 

Sólo debes entrar a https://appasesoria.igdigital.com. 

Un tema importante para estos cálculos: debes hacer todo en dólares. Porque con la inflación que tenemos en nuestro país, es muy difícil hacer cálculos que sirvan en pesos. 

Por ello, a la hora de planificar a largo plazo no queda otra alternativa que hacerlo en dólares. Es la única forma de mantener el poder adquisitivo. 

Respecto a las inversiones, lo fundamental es la diversificación. Nosotros recomendamos invertir en las siguientes seis categorías de inversión: 

1. Inversiones Especulativas (Inversiones en startups, pequeñas empresas, trading)

2. Acciones Performance (Que le ganen al rendimiento promedio del mercado)

3. Acciones para toda la vida (Grandes empresas que están hace 100 años y estarán 100 años mas) 

4. Ingreso Fijo Seguro (Bonos, Fideicomisos de renta, Prestamos a otras personas, etc.) 

5. Activos inmobiliarios de Renta (Propiedades Inmobiliarias que generen renta) 

6. Efectivo y activos de protección (Dólar, oro y otros metales). 

De acuerdo al perfil del inversor, a los años que falten para el retiro y el capital acumulado hay que destinar un porcentaje diferente a cada activo. 

Antes de terminar, vamos a un ejemplo concreto de aplicación de esta estratégica para que veas que simple es implementarlo. Vamos a ver el siguiente cuadro con tres casos, una persona de 30 años, otra de 40 años y otra de 50 años. Vamos a suponer que todas se van a retirar a los 65 años. 

Los resultados son los siguientes: 



En el primer ejemplo suponemos que la persona tiene 30 años hoy y se quiere retirar a los 65 años, por lo tanto, le quedan 35 años para armar un patrimonio que le permita retirarse en la edad deseada. Suponemos que esta persona parte de un capital inicial de US$ 10.000. Y suponemos que cuando se retire esta persona va a necesitar generar US$ 48.000 anuales para financiar el estilo de vida que desea. 

Recordemos algunos conceptos: 

• El número mágico es el capital que la persona necesita juntar para poder retirarse y vivir del ingreso que generan esas inversiones. 

• La TRR es la Tasa de Rentabilidad Requerida, que sus inversiones deben obtener para alcanzar el número mágico. 

Por ejemplo, en el primer ejemplo la persona que parte con un capital de US$ 10.000 cuando tiene 30 años, tiene que generar un rendimiento del 13,4% anual durante 35 años para lograr un capital de US$ 800.000 necesario para el retiro. 

Ésa es su TRR. 

Pero ese rendimiento requerido es muy alto, es muy complicado de lograr. Para estos cálculos nunca hay que proyectar una rentabilidad anual de por arriba del 9% anual. Preferentemente entre el 6% y el 9% anual. Por eso decimos que esta persona deberá generar ahorros anuales de US$ 1.200 durante cada uno de esos 35 años para lograr que su TRR esté dentro de un segmento aceptable. En este caso pasa a estar en un 8,1%. 

Conclusión, esta persona de 30 años, que parte con un capital de US$ 10.000 y tiene 35 años hasta al retiro, tiene que ahorrar US$ 1.200 por año y lograr una tasa de rentabilidad anual del 8,1% para alcanzar a su número mágico y poder retirarse a los 65 años con un ingreso automático de US$ 48.000 anuales de por vida. 

¿Nada mal, no es cierto? 

Por ello, no importa la edad que tengas, tu experiencia, tu actividad, donde vivís o tu educación: hay que empezar. Nunca es tarde para vivir con la independencia y la seguridad que la libertad financiera te da. 

¡Buena semana de inversiones! 

Federico Tessore

Deja un comentario